miércoles, 28 de enero de 2009

Educando a mi hijo (el amor de una familia, frente al autismo)


Ayer recibí un correo de Lenka Miskulin, una chica de Lima (Perú), que tiene un hermano con autismo (Danko). Esta familia supone un verdadero ejemplo de superación y generosidad, por la manera de afrontar esta situación y ofrecernos su experiencia para que otras personas puedan beneficiarse de ella. Quiero recomendaros su blog, por estar repleto de historias, sentimientos, ideas,... Y también quiero enviar a Danko (y toda su familia) un fuerte abrazo y mi más profunda admiración por el esfuerzo que realizan para darnos a conocer sus vivencias y por ese aire de esperanza que rezuman sus palabras.

Espero que os guste.

2 comentarios:

viviana dijo...

Hola Manuel, soy Viviana madre de Lenka y Danko y quiero agradecerte por dedicar un post en tu blog, a la historia de mi hijo,....... y de esta manera estás haciendo efecto multiplicador en cuanto a que el autismo no debe ser tratado como el trastorno devastador que destruye familias, es nuestra idea demostrar lo contrario.

Un abrazo desde Arequipa-Perú, y espero nos sigamos comunicando.

Con cariño...............Viviana

Manuel Dorado dijo...

Estimada Viviana: para mí es un honor conocer (aunque sólo sea a través de la red) a gente como vosotros. Sois un ejemplo vivo y una prueba de lo que podemos llegar a conseguir cuando miramos con los ojos del corazón. Estoy convencido de que los llamados "normales" tenemos mucho que aprender de las personas "especiales". Envidio a Yanko por tener una familia como la vuestra, sólo hace falta mirar su foto para descubrir la felicidad en su rostro.

Un abrazo.