sábado, 23 de febrero de 2008

Curso sobre TDA-H en nuestro CEP

La semana pasada concluyó el curso de 15 horas monográfico sobre TDA-H, celebrado en el CEP "Luisa Revuelta de Córdoba" En él han participado profesionales de diferentes ámbitos del conocimiento: investigación, medicina, orientación y docencia.

Creo que podemos extraer algunas conclusiones de utilidad para la práctica educativa; sin ánimo de confeccionar una lista pormenorizada, os indico algunas que para mí tienen especial relevancia:

1) Se estima entre un 3 y un 5% de alumnado con TDA-H en los centros educativos, muchos sin detectar ni por tanto diagnosticar. El profesorado tiene aquí un papel fundamental para conseguir que estos niños y niñas no pasen desapercibidos y reciban la atención adecuada.

2) Son personas generalmente con un CI normal o superior, por lo que no podemos tirar la toalla y dejarlos como caso perdido. Pueden aprender y desarrollarse, alcanzando los mismos objetivos que la mayoría del alumnado "normal".

3) Suponen un agobio considerable para familiares y profesorado; el centro debe articular una respuesta educativa y organizar los apoyos de forma que los tutores no se encuentren desbordados. Yo abogo desde aquí por la intervención dentro del aula, pues es el escenario idóneo para desarrollar conductas apropiadas y corregir las inadecuadas (evitando de paso la estigmatización de este alumnado).

4) Es fundamental la información para comprender que estas personas no actúan de manera inapropiada porque tengan malas intenciones, sino porque no saben controlar sus impulsos, centrar la atención o moderar su actividad. Cuando entendemos que no son culpables de su comportamiento o sus dificultades desarrollamos una actitud de ayuda y apoyo que sin duda va a favorecer su integración escolar y social.

5) Supone un reto para el profesorado y la comunidad educativa, por lo que es imprescindible la colaboración familia-escuela-sanidad.